Oficina parroquial : (971) 715 00 60,  (971) 715 10 16

pastoralcomunion

Comunión: Formación, integración y acompañamiento de la vida comunitaria. Este es un trabajo muy particular del servicio o ministerio de toda Coordinación pastoral. Por eso la Iglesia, comunidad de bautizados, convocados a vivir la Comunión como signo del discipulado, debe promover, coordinar y animar una vida de comunidad desde la vida de la Parroquia, entendida como comunidad de comunidades. La acción de Cristo se realiza desde la comunidad. Si la vida de la parroquia no se organiza como comunidad y no fortalece la comunión de sus comunidades, grupos, asociaciones y movimientos, será muy difícil un trabajo pastoral con verdadero sentido de Iglesia.

El trabajo de una verdadera Pastoral de Comunión es el servicio de la coordinación de la Pastoral de Conjunto que consiste en sectorizar la parroquia, formar pequeñas comunidades o grupos de reflexión y darles acompañamiento; integrar a los movimientos al objetivo parroquial; coordinar los trabajos de conjunto para que todos los grupos se apoyen entre sí, teniendo como eje central la Nueva Evangelización; buscar las formas de atender a las zonas o sectores parroquiales más alejados en todo sentido. Ciertamente no basta tener muchos grupos en la parroquia, sino que éstos sean atendidos con verdaderos procesos con acompañamiento desde la dimensión profética, litúrgica y social.

Forman parte del Equipo de esta dimensión de Comunión, si la parroquia está sectorizada, los coordinadores de cada sector; si hay pequeñas comunidades, estará el coordinador de cada comunidad; el coordinador de cada uno de los movimientos, grupos o asociaciones que haya en la parroquia y un representante de la dimensión profética, litúrgica y social. Además estará a la cabeza el párroco y las religiosas que coordinan todo el trabajo parroquial.