Oficina parroquial : (971) 715 00 60,  (971) 715 10 16

artpastliturgica

Pastoral Litúrgica: La Celebración, la vivencia del Misterio Pascual en cada uno de los Sacramentos es fundamental para alimentar la fe que se nos ha anunciado; el encuentro con el Señor tiene en la vida litúrgica un momento privilegiado. Los signos son elemento básico en toda comunicación y la liturgia se vive y se expresa a través de los signos que nos hablan de la comunicación de Dios con su pueblo. Una comunidad que no ha entendido la importancia de la Liturgia convierte los sacramentos en magia o costumbre cultural, olvidando que Dios quiere comunicarse con nosotros; así, se daña la fe personal y se debilita la vida comunitaria.

Al Equipo de Pastoral Litúrgica, le corresponde promover un mejor conocimiento y experiencia de la Liturgia en la comunidad cristiana, para que la celebración de la Pascua del Señor, en cada uno de los sacramentos, manifieste todo la fuerza del Evangelio animando la fe de los cristianos, hasta llevarlos al compromiso que se ha fortalecido con su participación en la vida sacramental. Hay que ayudar a que se comprendan todos los signos, pero éstos deben ser explicados. Si se comprenden y se viven mejor cada uno de los sacramentos, la comunidad parroquial tendrá una fuente que alimentará permanentemente el compromiso cristiano y el encuentro con Jesucristo.

Es muy importante también valorar todo lo positivo que encuentre en la Religiosidad Popular, pues a través de ella muchas generaciones han mantenido su fe y su contacto con el Señor; pero solamente se podrá aprovechar todo el potencial que tiene si se conoce y se acompaña con formación y cercanía pastoral a la gran cantidad de creyentes que a través de estas prácticas buscan a Dios. Novenas, rezos, peregrinaciones, devociones, deben ser enriquecidas con la Palabra de Dios y la formación para alimentar, desde ahí, el encuentro con el Señor que lleve a un compromiso de fe.

Forman parte del Equipo de la dimensión Litúrgica los responsables de coordinar cada uno de los grupos que ayudan a vivir el culto litúrgico en las celebraciones de la comunidad, entre estos: el representante del grupo de animación litúrgica de cada una de las comunidades o sectores de la parroquia, el coordinador del grupo de ministros extraordinarios de la comunión, el coordinador de los celebradores de la Palabra, el responsable del coro o de los coros, el coordinador de los monaguillos, el sacristán, el coordinador del comité pro-construcción, y por supuesto, el Asesor cualificado.